sábado, 26 de febrero de 2011

Como debe ser la alimentación para el enfermo de gastritis severa

image La gastritis es una trastorno del estómago cuyos síntomas más habituales son ardor en la boca del estómago que puede llegar hasta el pecho, acidez, náuseas, falta de apetito, pesadez y sensación de estar lleno todo el tiempo. Otros síntomas pueden ser en ocasiones, vómitos y flatulencia, heces negras, hipo, indigestión, vómito con sangre o material similar a granos de café.  El dolor generalmente suele empeorar después de las comidas.

La gastritis se debe a una inflamación de la mucosa del estómago que puede ser de tipo agudo (por exceso de ácidos gástricos), que es de rápida aparición y se resuelve en pocos días, o de tipo crónico (cuando hay falta de jugos gástricos o hipoclorhidria por el agotamiento de las glándulas secretoras), en cuyo caso puede persistir por años, se pueden tener crisis ocasionales e incluso puede llegar a provocar úlcera péptica.

Suele producirse con frecuencia, debido una infección de la bacteria helicobacter pylori que infecta el mucus del epitelio estomacal.  Otras causas pueden ser el consumo excesivo de alcohol y/o café, otros excesos dietéticos (comidas copiosas, abuso de condimentos fuertes e irritantes), intoxicaciones de origen alimentario, el tabaco, períodos de mucho estrés, el uso prolongado de ciertos medicamentos (antiinflamatorios y antirreumáticos) o tomar demasiadas aspirinas.

Para prevenir esta dolencia, hay que tener un estilo de vida saludable y una alimentación adecuada; pero en caso de padecerla, los síntomas pueden mejorar y se pueden evitar recaídas, con solo modificar los hábitos alimenticios. La dieta varía en función de los síntomas y la evolución de la enfermedad.

Consideraciones para la Dieta

Leche y lácteos: No se recomienda la toma frecuente de leche, ya que crea acidez a las 2 ó 3 horas tras su ingesta. Es preferible consumir leche total o parcialmente desnatada y otros lácteos poco grasos.

Carnes y pescado: Carnes cocinadas con poca grasa, preferiblemente cocidos al horno, a la plancha o a la parrilla y sin la piel.

Cereales: a algunas personas les sienta bien los cereales integrales, pero a otras le puede caer muy pesado; hay que probar la tolerancia hacia los mismos, para determinar como le sientan (avena integral, arroz integral, pastas integrales, germen de trigo, galletas integrales, de soda o macrobióticas).

Legumbres: Todos salvo los indicados en "Alimentos Limitados".  En relación con las legumbres, se recomienda combinarlas solo con arroz o patata y verduras, y si aún así no le sientan bien, puede majarlas (pasarlas por el pasapurés) para eliminar los ´hollejos´ y mejorar su digestibilidad y tolerancia.

Verduras: Todas cocidas enteras y en ensalada, excepto aquellas que causan flatulencia. los frijoles negros, garbanzos, frijoles de soya y lentejas aportan fibra a su dieta, pero pueden resultar pesados o flatulentos, por lo que debe determinar su tolerancia individual.

Frutas: se recomienda frutas de consistencia blanda, que no rasgan tanto la pared intestinal; deben ser frescas, muy maduras y no ácidas; también se pueden ingerir en batidos, asadas, en compota o en puré. Prefiera los jugos o zumos naturales a los comerciales.

Bebidas: reemplace el café y el té, aunque lo tome descafeinado, porque estimulan la secreción gástrica.

Otros productos: trate de eliminar de su dieta, alimentos enlatados, alimentos muy salados o condimentados y las conservas en escabeche, alimentos ácidos, muy tostados o quemados. Pruebe su tolerancia a la miel de abeja.

Alimentos Limitadosmcdonalds

Leche y lácteos: Leche condensada, quesos fuertes (grasos, muy maduros o fermentados) como queso crema, queso amarillo, lácteos con nata o enriquecidos con nata (tipo yogur griego), helados y los que llevan chocolate.

Carnes: rojas, las que sean grasas y las fibrosas como el conejo o el pato, la carne cocida dos veces o muy condimentada, embutidos grasos (salchichas, chorizo) y vísceras, huevos duros, pescados en escabeche o en salazón (bacalao, arenques).

Cereales: podrían estar indicados los cereales integrales, dependiendo de como le siente a cada persona.

Legumbres: Evitar las que sean cocinadas enteras y con ingredientes grasos de origen animal (chorizo, morcilla, tocino, etc.). Evitar los carminativos que estimulan las secreciones gástricas como el ajo, cebolla, cebollina, chalota.

Verduras: Evitar las flatulentas (col, coliflor, repollo, coles de Bruselas, alcachofas, cebolla y pimiento en crudo, etc.), y los vegetales aliáceos como el apio, la cebolla, los ajíes, etc.; aunque depende de cada persona, hay que probar la tolerancia individual para determinar como le sienta. Para algunas personas el tomate o sus derivados (salsas) pueden causarles molestias, por lo cual debe probar su tolerancia.

Frutas: Fruta no madura y cruda, frutas ácidas, fruta en almíbar, frutas desecadas, frutas confitadas. Al igual que el tomate, las  frutas cítricas, el zumo o sorbetos pueden causarle molestias.

Bebidas: Café y té, incluso descafeinado, bebidas energizantes con extractos de café o de guaraná, bebidas con chocolate, bebidas gaseosas y todas las bebidas alcohólicas (irritan la mucosa gástrica y aumentan la acidez).

Grasas: Nata, manteca, tocino, mayonesa, mostaza, ketchup, mantequillas y margarinas. Pruebe si tolera margarinas vegetales (en crudo se toleran mejor) y mayonesa ligera o light, pero use cantidades muy pequeñas y con poca frecuencia.

Panificados: pastelería, repostería y dulces concentrados, pan fresco recién horneado tipo baguette (se fermenta en el estómago y produce molestias), galletas rellenas o bañadas con soluciones azucaradas o chocolate, etc.

Azúcar: no consuma cantidades excesivas de azúcar.

Otros productos: Extractos para sopas en cubitos, caldos concentrados, comidas fritas o muy grasosas, chocolate, frutos secos, salsas picantes y grasosas, especias fuertes y picantes como la pimienta (negra, blanca, cayena y verde), el pimentón y los vinagres.

Alimentos Permitidosimage

Leche y lácteos: Leche descremada o semidescremada, quesos semigrasos, pero preferiblemente los frescos, batidos y postres lácteos tipo natillas, flan, arroz con leche (excepto de chocolate y los que llevan nata o están enriquecidos con nata). Puede ingerir helados bajos en grasa, de vez en cuando, preferiblemente de vainilla, que es menos irritante.

Carnes: Carnes con poca grasa, que sean magras, como ternera, pollo, pavo, y pescados y mariscos al natural, como pescado blanco y azul; fiambres solo de pollo o pavo, bajos en grasa. Huevos revueltos, en tortilla, escalfados, pasados por agua, nunca fritos.

Cereales: arroz blanco hervido, avena, polenta, etc. Cereales integrales y muesli (con frutas secas), según la tolerancia individual.

Verduras: Solamente cocidas, zanahorias sin el centro, zucchinis, tomates sin la piel ni semillas, zapallo, calabacín, espárragos, corazón de alcachofa, patatas, etc. (Todas menos las flatulentas)

Frutas: Manzana, pera, plátano o banano, duraznos, damascos, sandía, papaya, nectarinas, y melón; pueden ser cocidas al vapor, en compota, puré o al horno.  Preferiblemente las que no sean cítricas.

Bebidas: tome suficiente agua (al menos 8 vasos al día), caldos diluidos y desgrasados, jugos de frutas y verduras permitidas, achicoria, malta e infusiones suaves (romero, salvia, manzanilla, etc.).

Grasas: Aceite de oliva y de semillas (girasol, maíz, soja).

Panificados y pastas: Todos los panes que sean más livianos y sin agregado de azúcar,  preferentemente bajos o sin grasas; repostería sencilla (las que en composición se parezcan mas al pan). Pastas simples como fideos, ravioles o canelones solo con rellenos suaves y recomendados.

Azúcar: integral o morena.

Otros productos: Mermeladas de frutas no cítricas y bajas en azúcar, gelatina de frutas. Sal marina, hierbas aromáticas como perejil, romero, salvia, albahaca, estragón, eneldo, laurel, tomillo, mejorana, orégano, etc.

Recomendaciones Dietéticas

Quien padece de gastritis, pueden seguir estos consejos: 

  • Las comidas frecuentes, pequeñas y ligeras pueden ayudar a aliviar el malestar.
  • Distribuya la alimentación en cuatro o cinco comidas(desayuno, almuerzo, merienda y cena). Se puede incluir una merienda a media mañana, dependiendo de los horarios y costumbres de cada persona.
  • Es muy importante que no se salte ninguna comida y que respete el horario de las comidas.
  • Evite hacer comidas abundantes, pesadas o copiosas; trate de comer lentamente, a distintas horas, y mastique bien.
  • No ingiera alimentos sólidos justo antes de ir a la cama (se fermentan en el estómago y producen molestias).
  • No es aconsejable la ingesta frecuente de leche (véase alimentos aconsejados).
  • Prefiera los alimentos jugosos, que apenas precisan grasa para ser cocinados o que no requieran una cocción prolongada.
  • Pruebe su tolerancia frente a los alimentos ricos en fibra como verduras cocidas enteras, ensaladas, legumbres, frutos secos, etc.).
  • Evite  las frituras, comida "chatarra", comidas rápidas, pues retardan el proceso de vaciamiento gástrico y aumentan la secreción de ácido en el estómago, causando dolor.
  • Evite bebidas y comidas muy calientes o muy fríos, ya que provocan irritación. porque el contraste de temperaturas frío-caliente, irrita la mucosa digestiva.
  • Procure utilizar técnicas culinarias que aportan menos grasa a los alimentos, como en agua (cocido, hervido, al vapor o escalfado), rehogado, a la plancha, al horno y papillote.
  • Respecto a las legumbres, puede reducir la posibilidad de que causen flatulencia, si las remoja de forma prolongada (alrededor de 8 horas) o le rompe el hervor a mitad de la cocción.
  • Para que la comida resulte más apetitosa, pueden emplear algunos condimentos según la tolerancia individual, como vinagre de manzana o zumo de limón.
  • Trate de incluir como mínimo una fuente de fibra en la ingesta diaria de comida.
  • Trate de tener una alimentación lo más variada posible, excluyendo  temporalmente aquellos alimentos que produzcan molestias y los que aumentan la acidez o irritan la mucosa gástrica. Pero, no limite su dieta más de lo necesario.
  • Trate de controlar el estrés, pues se aumenta la secreción ácida del estómago y se irrita la mucosa, lo que puede producir dolor y espasmos en el estómago.
  • Poco a poco, vaya incluyendo nuevos alimentos hasta tratar de conseguir una alimentación normal, de acuerdo a las indicaciones de su dieta equilibrada.
  • Evite tomar aspirinas o medicamentos que la contengan como Alka-selzer; pues son irritantes para el estómago.
  • El Aloe Vera o Sábila es una de las plantas que mejor cuida todas las mucosas digestivas. Pruebe a tomar una cucharada sopera de Aloe con un par de dedos de agua antes de cada comida, para ver como le sienta y así determinar su tolerancia.

1 comentario:

  1. Hola

    Además de una dieta correcta para la gastritis prueben SVELTY GASTRO PROTECT® entra al plan 14 días y empieza a sentir la diferencia. Su lactobacilo LA1®, exclusivo de de Nestlé®, entra en acción en el estómago y actúa ante la bacteria Helicobacter pylori, principal causante de la gastritis.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...